Joyas en Resina con Leche Materna

Hace un par de meses he tenido varias alumnas y clientas preguntándome por joyas con leche materna. Resulta que estas joyas se hacen con resina epóxica. La idea de esta técnica es atesorar la leche materna de la madre durante la lactancia como un preciado recuerdo al interior de un colgante. La leche generalmente se encuentra en estado muy liquido y muchas veces para trabajarla mejor es más fácil transformarla en polvo para que no afecte el proceso de secado de la resina. De todos modos existen distintas manera de integrar la leche a la resina, y muchas veces se necesita hacer varias pruebas para lograr el mejor resultados. Hay personas que simplemente mezclan la leche liquida directamente con la resina. Si estás amamantando o alguna de tus amigas está en esta etapa puedes usar su leche para crear joyas maravillosas. Los materiales que necesitas son los siguientes:

    1. Resina Epóxica para joyería

 

    1. 1 molde de plástico o de caucho brillante

 

    1. Leche Materna

 

    1. Vasitos, palitos de helado, para mezclar

 

    pesa gramera para hacer la mezcla propocional de resina

EL primer paso es pasteurizar la leche materna, calentándola en una olla hasta hacerla hervir. Así la leche no cambiará su color posteriormente. Luego se pone el contenedor de leche en una deshidratadora por 12hrs. Así conseguirás un polvo de leche que podrás posteriormente incorporar a la resina

No hay comentarios

Escribe un comentario