Cómo secar flores para encapsular

¿Te gustaría utilizar flores para encapsularlas en tus joyas? Además del método tradicional de secado: prensándolas en un libro, existen muchos métodos alternativos con los que conseguir las mejores flores secas para tus joyas y manualidades  ¡No te las pierdas a continuación!

  1. Secado en microondas

¿Habías oído hablar alguna vez de este método para secar flores? Pues es uno de los más rápidos y prácticos, ya que todos tenemos microondas en casa. Eso sí, deberás tomar algunas precauciones para que tu cocina se mantenga sana y salva.

Técnica 1:

Coloca un papel de cocina absorbente encima de la bandeja del microondas y pon sobre este tus flores con cierta separación entre sí. Calienta durante aproximadamente 2 o 3 minutos estando siempre pendiente del proceso. También puedes colocar un pequeño vaso con agua dentro del microondas para aportar humedad. Cuando tus flores estén secas, sácalas y déjalas reposar 24h.

Técnica 2:

Coloca tus flores en un recipiente o bol apto para calentar en el microondas y recúbrelas abundantemente con arena, unas 4 tazas (por ejemplo, la arena para gatos es ideal). Ponlo al microondas durante 2 o 3 minutos, la arena ayudará a absorber el agua de las flores. Retira el recipiente y deja que la arena se enfríe por completo. ¡Ya tienes tus flores secas!

2. Secado con gel de sílice

Hay diferentes formas de hacerlo, pero en todas ellas te recomendamos que primero hagas una pequeña prueba con una o dos flores para regular la potencia y temperatura de tu microondas.

El gel de sílice es un material altamente desecante que puede llegar a absorber el 40% de su propio peso en agua. ¡Un gran aliado para secar tus flores! Podrás comprarlo en cualquier droguería o ferretería.

gel de silice para secado de rosas

Antes de usarlo es clave calentarlo, luego elige un recipiente con tapa y coloca una capa de gel de sílice de 2 centímetros de grosor. A continuación, sitúa sobre ella tus flores con los pétalos hacia arriba y de manera que no se toquen entre ellas. Después, entiérralas por completo con más gel de sílice y tapa el recipiente.

Comprueba cómo va el proceso a los 3 días, si ya están secas, retíralas y quita el exceso de gel de los pétalos con un pincel fino. Si aún no están, déjalas unos días más. Te recomendamos que uses esta técnica de secado con flores resistentes, como pueden ser las rosas.

3. Secado al aire boca abajo

Este es un método tradicional de lo más fácil. Se trata de agrupar tus flores en ramilletes, sujetarlos con un cordel o goma elástica en la base de los tallos y colgarlos en alto boca abajo. Por ejemplo, en el tendedero de tu balcón, en un arco de tu terraza o en tu galería. Lo más recomendable es que se encuentren al aire libre y que reciban luz solar directa para acelerar el proceso de secado. Este puede alargarse hasta un mes dependiendo del clima, si bien es cierto que en invierno es difícil que dé resultado. En esta estación te sugerimos colgar tus flores sobre una fuente de calefacción.

No hay comentarios

Escribe un comentario